Vuela con águilas

Vuela con águilas

Recuerdo con enorme cariño las noches que, junto a la hoguera, me pasaba hablando con mi abuela.

A pesar de que mi abuela no tenía apenas estudios, la verdad es que poseía algo que, en alguna ocasión, se pasa por alto: la gran experiencia fruto de muchos años de “caminar”.

Aunque reconozco que, en su momento, no le daba mucha importancia a los consejos que aquella dulce señora me regalaba, es a día de hoy, cuando vuelven a reproducirse en mi cabeza las conversaciones que teníamos a la luz del fuego.

Uno de las frases que mas repetía es el famoso dicho de “dime con quien andas y te diré quien eres”. Creo que es el consejo mas repetido por nuestros padres y madres, abuelos y abuelas, etc … en fin, la gente a la que le importamos.

“Vete con gente buena… de la que aprendas “ – repetía mi abuela mientras metía mas madera al fuego.

Años después tuve la oportunidad de conocer a un director general de una multinacional que, charlando, me dijo “vuela con águilas” … mi abuela no estaba nada desencaminada.

El entorno donde desarrollamos nuestra actividad tiene una gran influencia en nosotros.

Hay estudios de sobra para demostrar que una persona, que crece en el seno de una familia con problemas de adicción, tiene muchas mas probabilidades de adquirir esa costumbre.

Lo que si he comprobado en primera persona es que cuando le comentas tu nuevo proyecto a una persona que, por la razón que fuere, es propensa a ver todo lo negativo, sales del encuentro con la moral por los suelos ( “estás loco”, “esto pinta muy mal”, “ya está todo inventado”,… ).

En el lado opuesto existen personas que lo ven todo de color de rosa ( “esto lo montamos en dos días”, “seguro que es super barato”, … ).

En el medio existen lo que llamo las “águilas”: gente que tienen conocimiento, decisión y, sobretodo, compromiso. Esas personas son tienen en cuenta todas las facetas de un proyecto, todos los lados del dado con el que vamos a jugar y, eso si, se ponen a jugar. Inician el proceso, desarrollan la actividad y obtienen resultados.

En el camino se encuentran con gente que habla y habla … y siguen hablando.

Bueno, pues estas personas ( las “águilas”) son las que se encuentran muy rara vez.

También es cierto que, cuando se detecta a una “águila”, es más fácil quedarse sentado mientras se opina “está loco”.

Las “águilas” son lideres. Lo dan todo desde el minuto cero.

Quizás no obtengan los resultados que habían planificado desde un comienzo. Eso si, volverán a ponerse en marcha hasta que los nuevos resultados se aproximen, coincidan, o sobrepasen las metas que se habían establecido.

Si conoces a un/a “águila” no dudes en acercarte y establecer una relación de conocimiento.

Si conoces a un/a “águila” no dudes en ver que hace, como lo hace y prueba tú a hacer lo mismo.

Si conoces a un/a “águila” … no dudes en volar junto a él/ella ¡!!

Hay muchos libros, conferencias, etc … que insisten en que no compartamos nuestros proyectos con nadie ( por aquello de que te roben la idea, que generes un compromiso que no puedas acatar, etc … ). También es cierto que existen otros tantos libros, conferencias, etc … que dicen todo lo contrario.

Mi opinión es que cada uno es mayorcito para saber si se sentirá cómodo compartiendo algo con alguien. Quizás, en el fondo, no te encuentres comod@ exponiendo tu idea o proyecto con alguien que, de principio, sabes que no te va a ayudar o, es más, si te va a escuchar. Mi pregunta es. entonces … ¿ para qué lo haces?.

Las “águilas” siempre serán directos y francos. Valorarán tu idea y tu esfuerzo. Posiblemente no sean tan accesibles como otras personas que tienen todo el tiempo que quieras en decirte que es lo que no debes hacer.

¿ Puedes hacerles caso ? … Si, por supuesto. Eso si, con el paso del tiempo, verás que seguirás sentado en el sofá escuchando las mismas excusas que te decían hace unos años. Quizás te arrepentirás de no haber “hecho” algo, de no haber contactado con el/la “águila” y decirle … “quiero volar”.

No tengas miedo a volar.

No tengas miedo a aprender a volar. 

No tengas miedo a reconocer “águilas”

Reconócelas, aprende con ellas … y VUELA ¡!!!

Un abrazo,

Felipe

 

Deja un comentario

Cerrar
×
×

Carrito