Fin de semana de Firewalking con un grupo especial

Fin de semana de Firewalking con un grupo especial

Considero la generosidad como un valor de gran importancia que reside  en las personas.

Si o si, reside en todos y cada uno de nosotros: ¿cual fue la última vez que has mostrado tu generosidad ?, ¿ con alguien de tu familia ?, ¿ con un@ amig@ ?.

Hace unos meses, fui objeto de la generosidad de una persona: Enrique Jurado ( Kike ) 

Después de intercambiar varios emails, Kike me invitó a formar parte de uno de sus últimos eventos donde se incluyeron dinámicas de alto impacto, entre las que se incluyó una que tiene un especial significado para los que somos trainers: el firewalking.

Aunque el evento fue un domingo, el sábado por la tarde nos reunimos el grupo de personas que apoyariamos el desarrollo de los asistentes.

Que alegría cuando me encontré con Cristina Bushell, Celia Pérez, Susana Herrero, Paco Yuste, Jose Antonio Piña, Manuel Marqués, Eduardo Ramos, Pilar López y Cristina Aceituno !!

Al margen de ser personas que admiro, como profesionales …. sin palabras !!

Al día siguiente, me levante antes de que sonase el despertador: apenas notaba el cansancio de los miles de kilómetros de carretera que llevaba acumulados de los últimos días.

Desayuno con todo el equipo: las caras lo decían todo. Sonrisas y ganas, muchas ganas, de empezar.

Empezaron a llegar los participantes. Sus caras reflejaban sus emociones … curiosidad, ilusión y, quizás, un poco de miedo.

El día fue espectacular: ver como un grupo de personas, no sólo comparten sus miedos, sino que allí, delante de todos, se enfrenta a ellos … y los destroza !!! … son actos a los que uno nunca se acostumbra. Siempre te hace mucha ilusión ver como la persona que tienes enfrente supera sus limites y explora tu potencial … pura emoción.

Tuve el enorme honor de estar con un grupo de “DRAGONES” ( ell@s saben la razón del nombre ) con una generosidad y una actitud digna de admiración.

El apoyo, respeto y comprensión que se mostraron entre ell@s fue increíble. Apenas era necesario que yo estuviese presente porque TODO fluyó de una manera muy natural.

Lo mejor de todo es que, a primera hora de la mañana, NO SE CONOCÍAN.

Cuando finalizó el día, tenía un sabor agridulce: por un lado se acababa un gran día junto a grandes personas que, desde el primer momento, me regalaron sonrisas, superación e, incluso, alguna que otra lagrima ( GRACIAS ).

Por otro lado, estaba super orgulloso de ver al grupo con un nuevo nivel de crecimiento personal impresionante.

¿ Que puedo decir ? … simplemente GRACIAS.

GRACIAS a Kike por contar conmigo.

GRACIAS a mis compis por hacermelo tan fácil y por ser como son.

GRACIAS a l@s participantes por regalarme tanta energía ( no, no os la dí yo … me la regalasteis vosotr@s ).

Simplemente … GRACIAS.

Sin duda alguna valió la pena el viaje, el quedarme sin voz, …. valió la pena.

Un gran abrazo,

Felipe García

 

Deja un comentario

Cerrar
×
×

Carrito